Tao del amor


Valiosas y muy antiguas recomendaciones expresadas en términos de valores y fortalezas fueron inscriptas dentro de la doctrina del tao del amor. Son instrucciones hoy y para siempre vigentes. Simples y sencillas no sobran a la hora de reforzar y refrescar los modos básicos del “buen tratar y ser tratado” en el amor y el erotismo.

Son las cinco virtudes cardinales de la filosofía china aplicadas al arte de la alcoba:

  • Benevolencia, es el aproximarse a la pareja de modo amable, generoso, considerando al otro en sus necesidades y preferencias.

  • Justicia sexual, es la virtud de lo apropiado y oportuno. El no forzar ni presionar en el acercamiento sexual.

  • Cortesía, el hombre ofrece tiempo, pausa, y entrega al servicio del goce de su mujer.

  • Integridad, es la honestidad, la actitud sincera, la transparencia de la pareja en sus cuestiones sexuales.

  • Sabiduría sexual, es la parte racional que contiene la potencia hormonal y el instinto sexual. Armonía entre la razón y el goce sensual.

Parte práctica: ¿Probaste alguna técnica taoísta?

Las técnicas taoístas proponen variar los modos de penetración y así estimular diferentes puntos más y menos sensibles del hombre y la mujer. En el léxico del tao un “empuje superficial” es una penetración de corta longitud y mínima profundidad, donde estará más intensamente estimulado el clítoris (órgano femenino más sensible). En el “empuje profundo” la penetración es vaginal y la fricción con el pene es en toda su longitud y profundidad.

La más recomendada es la serie de nueve superficiales y una profunda, aunque algunas parejas prefieren espacios de seis y una o tres y una.

Para muchos, algo nuevo de enseñanzas viejas. Son simples posibilidades en una misma técnica: otros modos de estimulación a través de la penetración, otros recursos para el control de la eyaculación, otros modos de favorecer la concentración atenta a nuevas pautas.

Beneficios del Tao… para cultivar y practicar.

Lic. Patricia


Posts Preferidos
Posts Recientes